+(571) 572-7777 - Contáctenos: Atención al usuario

    

 Cuidados con la herida

  • Siga las indicaciones dadas por su médico.
  • Se sugiere no consumo de alcohol o cigarrillo.
  • Lleve una dieta que ayude a una buena cicatrización, ejemplo: frutas, carnes, agua, semillas.
  • Evitar ingerir grasas y harinas.
  • Evitar hacer fuerza innecesaria o de mucho peso.
  • En los primeros dos días, una  toalla fría puede ayudar a aliviar algo del dolor de la herida.
  • Si su herida es abdominal presione con una almohada sobre la incisión cuando tosa o estornude para aliviar la molestia y protegerla de posibles rupturas de los puntos.
  • Para acostarse, procurar primero sentarse a la orilla de la cama e ir acostándose de lado, subiendo paulatinamente las piernas y posteriormente ponerse boca arriba; al levantarse primero colocarse de lado e ir levantando el tronco y paulatinamente ir bajando las piernas hasta quedar sentado a la orilla de la cama.

 

Curación de heridas

  • Siga las indicaciones dadas por su médico.
  • Curación diaria, posterior al baño general.
  • Solo utilizar agua jabonosa para limpiar su herida.
  • Después secarla con una toalla limpia.
  • Si sale agua sangre de esta limpiar con una toalla limpia las veces que sea necesario hasta que se detenga y cubrir con gasa estéril para evitar incomodidades en su cotidianidad.

 

Cuidados del dren

  • Siga las indicaciones dadas por su medico.
  • Lave sus manos antes y después de manipular su drenaje.
  • Evitar acodaduras que puedan obstruir el dren.
  • Mantener la bolsa de drenaje por debajo del sitio de salida del mismo.
  • Cuando se bañe fijar el dren al cuerpo para evitar desplazamiento.
  • Mida y observe el aspecto del líquido que desocupe del dren para su próxima cita médica.
  • Caminar estimula la salida del drenaje y evita acumulación en el sitio de la herida.

 

Signos de alarma

  • Fiebre.
  • Calor local, dolor que se intensifica, en lugar de mejorar.
  • Salida de pus por la herida o dren.
  • Mal olor que sale de la herida.
  • Mareos o un latido del corazón acelerado.
  • Desplazamiento o salida del dren.
  • Después de la curación detectar signos de alarma (Fiebre, dolor que se va intensificando en un tiempo corto, calor local, salida de pus, mal olor que sale de la herida, mareos o corazón acelerado).

 

El dolor es algo temporal, puede durar un minuto, una hora, un día, o un año, pero al final se acabara y otra cosa tomara su lugar. Sin embargo, si me rindo ese dolor será para siempre. Lance Armstrong 

 

“Clínica Palermo al servicio de la vida”

 Dirección de enfermería