+(571) 572-7777 - Contáctenos: Atención al usuario

  • Dolor lumbar
  • Hipertensión arterial
  • Trombosis Venosa Profunda
  • Infección de vías urinarias
  • Leucemia
  • Ulceras por presión

 

Dolor lumbar

Factores de riesgo:

  • Edad del paciente
  • Profesión u oficio
  • Las actividades deportivas que realiza
  • Existencia de traumatismos
  • Antecedentes de haber sufrido algún  proceso infeccioso

Síntomas:

  • Se caracteriza por dolor y estrés a lo largo o en una de las partes de la columna vertebral o espina dorsal.
  • Puede haber imposibilidad de efectuar aun los más leves esfuerzos, torsiones o flexiones.
  • Dolor y hormigueo  en extremidades inferiores

Recomendaciones:

  • Duerma en una cama que tenga  colchón duro y adecuado número de tablas
  • Acuéstese sobre un lado con una almohada entre las piernas para evitar que las caderas tengan un movimiento rotatorio y aumente la presión en la espalda o acuéstese sobre la espalda, con una toalla enrollada bajo la nuca y almohadas bajo las rodillas. Evite acostarse sobre el estómago.
  • Levántese de la cama lentamente y con cuidado, primero  girando de un lado del cuerpo,  sentándose y luego poniéndose de pie.
  • Aplique hielo o compresas frías durante veinte minutos cada dos horas durante las primeras veinticuatro a cuarenta y ocho horas para reducir el dolor y los espasmos musculares.
  • Debe evitarse la actividad enérgica durante seis semanas después de que el dolor haya desaparecido para conseguir una curación completa y evitar que la lesión se vuelva a producir.
  • Si ya tiene una lesión de espalda, debe evitar la actividad física no aprobada por su médico.
  • No realizar esfuerzos mayores ni levantar un peso mayor de 7-10 Kilogramos.

 

Hipertensión Arterial

La presión arterial es la fuerza que ejerce el paso de la sangre a través de las arterias. La hipertensión es el aumento de esta presión. Por esta razón el corazón debe trabajar más duro para poder bombear toda la sangre al cuerpo.

 

Factores de riesgo:

  • Obesidad, consumo elevado de sal.
  • Alcohol, tabaco.
  • Falta de ejercicio y estrés.
  • Herencia de familiares que sufran de la presión alta.
  • La edad es un factor desencadenante para padecerlo

Cuidados en casa:

  • Ejercicio físico regular.
  • Control de su tensión arterial.
  • Evite consumo de sal, comidas fritas y bebidas negras.
  • Evite consumo de alcohol y fumar.
  • Consuma grasa de origen vegetal
  • Coma en su horario establecido, incluya frutas y verduras en su alimentación.
  • Reducir exceso de peso.

Signos de alarma:

  • Dolor de cabeza que no cede.
  • Mareos constantes.
  • Fatiga.
  • Visión borrosa.
  • Confusión.
  • Nauseas, vomito.
  • Aumento en el valor de la tensión regular

 

Trombosis Venosa profunda

Es una afección en la que se forma un coágulo sanguíneo en una vena profunda. La trombosis venosa profunda afecta principalmente las venas grandes en la parte inferior de la pierna y el muslo. El coágulo puede bloquear el flujo sanguíneo y causar hinchazón y dolor.

Factores de riesgo:

  • Periodos prolongados de inmovilidad.
  • Fumar cigarrillo
  • Fracturas en pelvis o piernas
  • Haber dado a luz en los últimos 6 meses, cirugías recientes (cadera o de la rodilla)
  • Problemas cardiacos.
  • Obesidad.
  • Trastornos de la coagulación.
  • Adultos mayores de 60 años

Cuidados en casa:

  • Reposo en cama según orden médica.
  • Realizar ejercicios ordenados.
  • Administrar el anticoagulante según indicación  médica e indicaciones de enfermería.
  • Usar  medias compresivas.
  • Mantener elevado la extremidad comprometida.
  • Cumplir con control de laboratorio (pruebas de coagulación) según orden médica.

Recomendaciones generales para administración de anticoagulantes vía subcutánea:

  • Seleccionar cuidadosamente el sitio de punción.
  • No elegir zonas con lesiones, inflamación o vello.
  • Establecer un sitio de rotación de los puntos de punción en los tratamientos continuos.
  • Pellizcar un pliegue de tejido de 1.5cm e insertar la aguja formando un ángulo de 90°, no soltar el pellizco hasta que no se administre la totalidad del medicamento y se saque la aguja.
  • No aspirar ni hacer masaje en la zona de punción, ya que se pueden romper los vasos sanguíneos y formar hematoma.
  • Aplicarse todas las dosis prescritas por el médico tratante.

Signos de alarma:

  • Sangrado abundante por encías, nariz, heces fecales, orina etc.
  • Dolor e inflamación de la extremidad afectada
  • Dolor intenso en pecho.
  • Dolor de cabeza intenso, alteración de la visión o el habla.

Infección de vías urinarias

Cuidados en casa:

  • Deambulación  temprana.
  • Tome abundante líquidos si no está contraindicado.
  • Controle  su hipertensión arterial y diabetes.
  • Evite contener deseos de orinar.
  • Disminuya el consumo de sal, alimentos ácidos o irritantes.
  • Lavado perineal frecuente y correcto.

Signos de alarma:

  • Fiebre alta, escalofrío, vomito.
  • Dolor en la parte baja de la espalda.
  • Dolor abdominal,  ardor al orinar.
  • Orina turbia
  • Deseos frecuentes de orinar Y Sensación urgente de orinar.
  • Orinar y quedar con la sensación de no haber terminado.
  • Presencia de sangre en la orina.
  • Inflamación de parpados, manos o pies al despertar.

 

 Leucemia

La leucemia es un tipo de cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea, el tejido blando que se encuentra en el centro de los huesos, donde se forman las células sanguíneas. La leucemia lleva a un aumento incontrolable en el número de glóbulos blancos inmaduros.  Las células cancerosas impiden que se produzcan glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos maduros.

Síntomas:

  • Cansancio
  • Somnolencia
  • Falta de apetito
  • Fiebre intermitente
  • Dolor en los huesos
  • Anemia evidenciado por fatiga y palidez cutánea
  • Manchas en la piel (petequias)
  • Hematomas
  • Hemorragias a través de nariz, boca o recto

Factores de riesgo:

Aunque en la mayoría de los pacientes la causa de leucemia es desconocida, varios factores están asociados con un riesgo aumentado de desarrollar la enfermedad. Factores que influencian a desarrollar leucemia incluyen:

  •  Edad
  • Quimioterapia
  • Etnicidad/Género
  • Síndromes Heredados
  • Radiación Iónica
  • Virus

Recomendaciones

  • Haga ejercicio: El ejercicio mantiene su estado físico general, incrementa su nivel de energía, mejora su sistema de defensa, fortalece su estado de ánimo y emocional.
  • Tome el tiempo necesario para descansar.
  • Disminuya el riesgo de infecciones: pregunte a su médico sobre la vacuna contra la influenza y el neumococo. Evite el contacto con personas enfermas, al igual sitios donde asistan muchas personas, por eso adopte el uso de tapabocas, lave sus manos con frecuencia.
  • Busque apoyo en su familia. Amigos y grupos de apoyo terapéutico.

 Si usted está en tratamiento con medicamentos para tratar la leucemia siga los siguientes consejos:

  • Informe los medicamentos que toma.
  • No aplique ninguna vacuna sin la aprobación de su médico.
  • No tome ácido acetil salicílico (aspirina).
  • Informe a su médico si cree o está embarazada.
  • Evite embarazarse durante el tiempo que utilice el medicamento para leucemia.
  • No lacte durante el tiempo de uso de medicamentos para la leucemia.

Signos de alarma:

  • Fiebre
  • Signos de infección (tos, dificultad para deglutir, escalofrió, dolor de cabeza, dolor muscular).
  • Dificultad para respirar.
  • Nauseas, vomito.
  • Diarrea.
  • Hemorragias o aparición de hematomas.
  • Deposición negra o con sangre.
  • Sangrado en la orina
  • Debilidad

 

Ulceras por presión

Son áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Comúnmente se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones y las caderas. Pueden causar infecciones graves, algunas de las cuales pueden poner la vida en peligro.

 Causas:

La piel cuenta con una adecuada corriente sanguínea que lleva oxígeno a todas sus capas. Si este riego se interrumpe durante más de 2 o 3 horas, la piel muere, comenzando por su capa externa, este se ve disminuido especialmente por la presión, haciendo que los vasos sanguíneos de la piel mueran. Se da si la persona está postrada en una cama, o utiliza una silla de ruedas.

Factores de riesgo:

  • Hinchazón, piel sensible y poco elástica.
  • Problemas de vasculares y trastornos cardiopulmonares.
  • Personas muy delgadas o con obesidad, desnutrición, deshidratación, cáncer, infecciones.
  • Personas que padezcan parálisis, perdida de la sensación dolorosa, pérdidas de orina o materia fecal sin sentirlo.

 Recomendaciones:

  • Cambiar de posición frecuentemente, cada dos horas.
  • Evite las arrugas de la sabana o cobijas y ropa en contacto con el paciente.
  • No arrastrar la piel por las sabanas.
  • Mantener la ropa limpia, seca y sin arrugas.
  • Cuando se acueste de espalda, coloque una almohada debajo de sus pantorrillas para levantar ligeramente los tobillos en la cama.
  • Si está sentado en una silla o silla de ruedas, siéntese derecho y con la espalda recta.
  • Después de orinar o defecar limpie y seque muy bien el área.
  • Se deben realizar ejercicios así la persona se encuentre encamada.
  • Después del baño realizar masaje con crema humectante o vaselina para activar la circulación y mantener la piel hidratada.

Signos de alarma:

  • Si la piel se siente firme o endurecida.
  • Enrojecimiento, tibieza, sensibilidad o hinchazón localizada.
  • Piel de color rojizo o morado, Dolor o picazón en la piel.
  • Ampollas, úlceras, agrietamiento o secreción de la piel.

 

 “Clínica Palermo al servicio de la vida”

 Dirección de enfermería